Sostenibilidad
La filosofía de Domos & Bioconstrucción está marcada por su fuerte compromiso con la sostenibilidad, reflejada en tres factores clave:
  1. Gran ahorro en materiales de construcción frente a la construcción tradicional a igual superficie cubierta.

  2. Eficiencia térmica extremadamente elevada con ahorros superiores al 50% respecto a la construcción tradicional.

  3. Utilización de energías renovables como fuente principal, o al menos de apoyo, en todos los proyectos.

Además, en Domos & Bioconstrucción estamos continuamente investigando nuevos sistemas y materiales de construcción más benignos con el medioambiente.Por otro lado, las Domos son estructuras ideales para tener cubiertas verdes, o ser enterradas o semienterradas, manteniendo todas sus cualidades y no viéndose afectadas por la humedad o raíces vegetales, causando así un menor impacto paisajístico.

También pueden recubrirse de pizarra, piedra, madera o cemento pigmentado, contribuyendo a su mimetización.Las ventanas pueden ser de la forma que deseemos y además se pueden colocar donde queramos sin perjudicar la estructura, pues ésta es de una única pieza -estructura monolítica-, lo que ofrece una gran flexibilidad para el diseño de cara a controlar el viento o la entrada de la luz del sol, tanto en verano como en invierno.

Principios de la Bioconstrucción

  • Las casas han de construirse lejos de los polígonos industriales y de las principales rutas de tráfico.
  • Las casas han de construirse en lugares espaciosos con amplias zonas verdes.
  • Los materiales de construcción han de ser naturales y no tóxicos.
  • Las casas han de construirse con materiales que no contribuyen a la degradación medioambiental en ningún momento de su ciclo vital: extracción, manufactura, instalación y uso, ni suponen la explotación de recursos limitados o en peligro.
  • Los materiales que se utilicen en muros, suelos y techos han de permitir la difusión del aire.
  • Los materiales de construcción han de ser higroscópicos, esto es, pueden absorber y liberar el vapor de agua, para que puedan moderar la humedad interior.
  • Los materiales de las superficies interiores han de ser capaces de filtrar el aire y neutralizar las sustancias contaminantes que lo acompañan.
  • Se ha de buscar un equilibrio entre la capacidad de almacenar calor (masa térmica) y los niveles de aislamiento térmico, con el fin de proporcionar una temperatura interior agradable.
  • Siempre que sea posible se recomienda utilizar calefacción radiante y energía solar.
  • Las casas deben estar protegidas contra los ruidos externos y las vibraciones infrasónicas.
  • Se ha de hacer un uso máximo de la luz natural y de los colores en el interior.
  • Se han de minimizar los campos electromagnéticos, a la vez que se mantienen los campos magnéticos y eléctricos naturales.

Principios de Hannover
Los principios de Hannover son un documento vivo, comprometido con la transformación y el desarrollo en el conocimiento de nuestra interdependencia con la naturaleza, de manera que se pueden adaptar en la medida en que nuestro conocimiento del mundo evoluciona.

  • Defiende los derechos de la humanidad y de la naturaleza para coexistir de una manera saludable, sostenible, diversa y de apoyo mutuo.
  • Reconoce la interdependencia. Los elementos del diseño humano interaccionan con el mundo natural a la vez que dependen de él, con amplia y diversa implicación en cualquier escala. Extiende tus consideraciones sobre el diseño para reconocer incluso los efectos más imprevisibles.
  • Respeta las relaciones entre el espíritu y la materia. Considera todos los aspectos de un asentamiento humano, incluyendo la comunidad, la vivienda, la industria y el comercio, en términos de conexiones existentes y cambiantes entre la conciencia espiritual y material.
  • Acepta la responsabilidad por las consecuencias derivadas de las decisiones que se toman sobre diseño, consecuencias sobre los seres humanos, sobre la viabilidad de los sistemas naturales y su derecho a coexistir.
  • Crea objetos seguros y con valor a largo plazo. No cargues a las futuras generaciones con preocupaciones de mantenimiento o de vigilancia del potencial peligro incluido en los productos y procesos del diseño actual.
  • Elimina el concepto de residuo o desperdicio. Evalúa y optimiza el ciclo de vida completo de los productos y procesos que utilices, para aproximarte al estado de los sistemas naturales en los que nada se desperdicia.
  • Confía en los flujos naturales de energía. Los diseños humanos deberían obtener su fuerza creativa de la permanente energía del sol, igual que hacen todos los seres vivos. Incorpora esta energía en tus diseños eficientemente y de una manera segura para que se haga de ella un uso responsable.
  • Comprende las limitaciones del diseño. Ninguna creación humana dura eternamente y el diseño no resuelve todos los problemas. Aquellos que crean y planifican deberían practicar la humildad en relación con la naturaleza. Trata la naturaleza como un modelo y una consejera, no como un inconveniente.
  • Busca mejorar constantemente compartiendo tus conocimientos. Fomenta una comunicación abierta y directa entre tus colegas, jefes, constructores y clientes, con el fin de vincular las consideraciones de sostenibilidad a largo plazo con la responsabilidad ética, y reestablecer la relación integral entre los procesos naturales y la actividad humana.